Si hay algo que pueda describir la gastronomía coreana es la intensidad de sus sabores. Puede gustar más o menos, pero nadie se queda indiferente ante el infinito abanico de posibilidades que ofrece la cocina coreana.

Como buen coreano, cuando llevo un tiempo sin comer comida coreana, comienzo a sentir un síndrome de abstinencia. Puedo decir que soy un amante de la gastronomía en general, pero de vez en cuando, necesito sentir la comida en el interior de mi cuerpo, no solo en la boca.

1. Kimchi

Posiblemente el plato más conocido de Corea. Más que un plato principal es un acompañante que se suele servir gratis junto a otros más en los restaurantes (panchan). Consiste en verduras o tubérculos (col, pepino, nabo…) macerados en una salsa de guindilla coreana (de ahí el rojo característico) que se fermentan hasta llegar a su punto óptimo. Cada casa tiene su propia receta. Con el Kimchi se prepara el Kimchichigae, que es un sopa bastante picante y que normalmente lleva carne. Tal vez mi sopa favorita.

2. Tokkuk 

Decía tal vez porque el Tokkuk es espectacular. El Tok es una pasta de arroz con la que se hacen muchas cosas en nuestra gastronomía. el Tokkuk consiste en una sopa de Tok con Mandú (Gyoza en japonés), que son empanadillas de arroz rellenas de carne, pescado y/o verduras. La sopa lleva carne, algas, huevo. Se suele comer el día de año nuevo, aunque cualquier excusa es buena para prepararla. Sobre todo en los días fríos, suele apetecer bastante ya que resucita hasta un muerto.

3. Miyeokkuk

El Miyeokkuk o sopa de algas es, por excelencia, la sopa que de los cumpleaños. Consiste en un caldo que además de las algas lleva carne y su preparación es muy fácil. Tiene un sabor muy característico y suele gustar bastante al paladar occidental al no ser tan picante ya que solamente lleva pimienta como añadido para dar sabor. Además, se suele decir que las algas son el alimento del futuro, así que vayan acostumbrándose a esta delicia de la gastronomía coreana.

4. Naengmyeon

El naengmyeon es un plato de verano. Tiene la particularidad de ser un plato muy frío porque lleva hielo. Es una especie de sopa fría con verduras rayadas y fideos. Lo he probado con pera, con fideos hechos con té verde… La variedad es muy amplia. Es de esos platos coreanos que suele chocar al occidental ya que no hay nada parecido en la gastronomía occidental que se me llegue a parecer. Tal vez el gazpacho andaluz por el hecho de ser frío, pero una sopa de fideos fría no me suena de nada.

5. Bibimbap

Es tal vez el plato más internacional de la gastronomía coreana. Como decía antes, el kimchi es el más conocido, pero no es un plato principal. La traducción literal del Bibimbap es “arroz mezclado”, y en eso consiste. Arroz con diferentes tipos de verduras, carne, huevo y lo que la creatividad del cocinero quiera aportar. Se le añade kochujang, una pasta de guindilla picante que le da el toque final que caracteriza el rey de los platos coreanos. A medida que vayas tolerando el picante, tu plato será más y más rojo.

6. Pajeon

La tortilla coreana no tiene nada que envidiar a la española. Es incluso más sana ya que no lleva nada frito. Por otra parte, tampoco tiene nada que envidiar a la francesa, ya que es un poco más creativa y contiene más ingredientes. Aunque la base es vegetal, la realmente top es la que lleva frutos del mar como mejillones, rejos de pulpo o calamar, etc. Para los que no se atrevan con los sabores fuertes de Corea, este es un plato ideal para comenzar a introducirse en su gastronomía.

7. Chajangmyeon

En realidad es un plato chino aunque ya forma parte de la gastronomía coreana desde hace miles de años. Consiste en unos tallarines frescos con una salsa muy característica de color marrón-negro que se hace con pasta de soja. También lleva verduras y carne. Un plato que gusta mucho, sobre todo a los niños y que no te dejará indiferente si llegas a probarlo ya que no recuerdo nada de la cocina occidental que se pueda parecer.

8. Bulgogi

El bulgogi es otro plato muy típico de la comida coreana y consiste en vueltas de ternera con pimiento, cebolla y zanahoria salteada, que se dejan macerando en un combinado de salsa de soja con otros ingredientes secretos que podrán descubrir en la receta. Se caracteriza por su sabor dulce y es otro de esos platos que suelen gustar bastante al paladar occidental. Suele ser bastante común encontrarlo en los restaurantes coreanos de todo el mundo.

9. Kimpab

Aunque de la gastronomía japonesa, los makis han triunfado en el todo el mundo, la gastronomía coreana tiene su propia versión con sus ingredientes particulares. Si los makis les han gustado, seguramente los gimpab les van a encantar. Los ingredientes habituales además del arroz y las algas son zanahoria, tortilla, carne, espinaca y takwan, que es nabo macerado que tiene con un color amarillo mostaza. A diferencia de los malos japoneses, destaca por el sabor inconfundible del aceite de sésamo.

10. Galbi 

El galbi es costilla de ternera macerada en una salsa muy parecida a la del bulgogi y se caracteriza por el corte de la carne, que es transversal a la costilla y no en paralelo al hueso, que es como se suele cortar en occidente. La forma ideal de comerla es en la korean barbecue, que consiste en restaurantes con una barbacoa en cada mesa con un extractor para que no se ahúmen los clientes. La korean barbecue también se caracteriza por servir varios tipos y cortes de carne. No se pueden perder este espectáculo gastronómico.

11. Tokbokki

El tokbokki es uno de esos platos con un sabor que un occidental no llega a imaginar en su mente hasta que lo prueba. Antes hablábamos del tok, una pasta hecha a base de arroz. En este caso, se presenta en unos tubitos y tiene la característica de ir bañado en una salsa de color rojo amenazador. En realidad es una mezcla de dulce y picante y como decíamos, es un sabor que no pasa desapercibido para el paladar occidental, por eso, puede encantar o todo lo contrario.

12. Sangyeobsal 

En Corea hay una cultura gastronómica del cerdo muy variada. El Samgyeobsal es panceta de cerdo y se suele acompañar de una pasta de soja a la que también se le suele añadir el ya nombrado kochujang (pasta de guindilla coreana) . Hay una forma muy típica de comerlo y es haciendo una especie de bocado consistente en una hoja de lechuga en la que se introduce arroz, cebolla, ajo y la pieza de carne, manchada con la pasta. Esta forma de comerlo también se suele hacer con el bulgogi.

Algo más…

12 platos no son ni de lejos suficientes para hacerse uno una idea de lo variada que es la gastronomía coreana. Si se fijan, todavía ni siquiera hemos comenzado a hablar del pescado. De eso hablaremos otro día. Es muy típico de Corea ver puestos callejeros con pescado y marisco vivo para que el cliente pueda elegir la pieza que se va a comer. Hay además una cultura espectacular de pescado salado.

El pescado crudo (Hae) también es muy típico, pero en Corea se suele ver más a menudo el pescado blanco que el rojo ya que, tanto en Japón como en Corea, el atún es un artículo de lujo.

Es también muy típico el pulpo vivo. Solo los tipos duros se comen el pulpo vivo de una pieza. Es mítica la escena de Oldboy en la que el protagonista lo hace de una forma un tanto desagradable, pero que sepan que es muy común. Por experiencia propia les digo que puede resultar chocante sentir un animal dentro de tu boca tratando de escapar mientras lo masticas, por lo que se suele pedir que te lo corten en trocitos delante tuyo. Igualmente es curioso ver los tentáculos moviéndose una vez cortados.

Próximamente seguiremos hablando de comida. Mientras tanto, creo que hay una buena lista de platos por ir probando. ¡Buen provecho!

 

El amor es tan importante como la comida, pero no alimenta

(Gabriel García Márquez)

 

Facebook
Instagram
LinkedIn
RSS