Dejadme a solas con el mar, allá donde rompen las olas.

Donde juegan los niños a volar sobre el agua, mientras pasan las horas.

Cuando el sol se ponga y el día se vaya a acabar,

dejadme a solas con el mar, allá donde rompen las olas.

[Subscribtion id=1]

Facebook
Instagram
LinkedIn
RSS