No soy un experto en el séptimo arte pero puedo decir que le he dedicado unas cuantas horas y llevaba tiempo queriendo hablar sobre cine coreano. No voy a centrarme en cine independiente ni en cine comercial. No voy a basarme en si este actor o esa peli ha ganado más premios. Simplemente voy a hablar de películas coreanas que pueden aportar algo sobre la cultura, la historia y las costumbres de Corea y/o que al mismo tiempo son buenas opciones para salir de la rutina del cine occidental. Están ordenadas en orden cronológico, o sea que no se trata de ningún ranking. Se podrían incluir muchas películas más, pero creo que 12 está bien para empezar. La gran mayoría se encuentran fácilmente en la red y se recomienda que se vean en versión original subtitulada.

 

1. Chin Goo / Friend (2001)

La mafia es parte de la historia de Corea. Esta película cuenta una historia de cuatro amigos que crecen juntos en una época de cambios. Aunque no hables coreano, si ya has visto unas cuantas películas podrás intuir la diferencia del acento sureño de Busan con la correcta pronunciación de Seúl. Algo así como la diferencia entre el madrileño y el andaluz. Hyung (hermano mayor) es el trato que se le da a alguien mayor que tú y al que se le debe respeto.

 

2. Old Boy (2003)

Tal vez la película que más triunfó cuando comenzó el boom del cine coreano a nivel internacional. La mítica escena de la pelea que se rodó en una sola toma sin cortes no tiene desperdicio. Al igual que muchas otras películas asiáticas de culto, tiene versión americana. Lo único que no me gustó mucho fue el final. Demasiado rebuscado, en mi opinión. Por cierto, comer pulpo vivo es típico de la gastronomía coreana pero, la verdad, el prota lo hace de forma un poco desagradable.

 

3. Hierro 3 (2004)

Del consagrado Kim Ki-Duk, uno de esos directores de cine independiente que puede gustar o no, pero que no deja indiferente y menos el protagonista, que no pronuncia una sola palabra en toda la peli. Hierro 3 en sí no es un despilfarro de dinero pero da una idea de lo creativo que puede llegar a ser el cine coreano independiente simplemente jugando con miradas y silencios. En Corea este director no gusta tanto como en el resto del mundo. Nadie es profeta en su tierra.

 

4. Tazza: The high rollers (2006)

La película gira en torno al Hwatu, el poker coreano y al oscuro mundo que hay detrás de un juego de cartas en el que las apuestas alcanzan niveles descontrolados. Muchos coreanos crecimos viendo a nuestros padres jugar en casa, por lo que se puede decir que forma parte de la cultura coreana. Al igual que con Chingoo (Friend) hay una segunda parte protagonizada por T.O.P. de Big Bang pero, como en muchas ocasiones, se dice que no está a la altura de la primera.

 

5. Nameless Gangster (2012)

Extracto del cine negro coreano interpretado de forma magistral por Choi Min-Sik y ubicado en los bajos fondos de Busan, donde tuvo lugar el escándalo mas grande del país en lo que a corrupción y bandas organizadas se refiere. “Sara Inne“, ya una mítica frase del cine coreano significa literalmente “estás viv@” y quiere decir algo así como “Todavía molas”, o como diríamos en Canarias “Algo hay” o “Algo queda“.

 

6. The Flu / Gamgi (2013)

Aunque todo el mundo habla de Train to Busan, respecto a cine de catástrofes, me llamó la atención esta peli que demuestra que los coreanos, en lo que se refiere a cine, tienen recursos e ideas para todo y que refleja también una sociedad tan avanzada que, como en todas las grandes urbes, se pierde la humanidad. Por otra parte, es más creíble una catástrofe por un brote de gripe aviar que por una invasión zombi. ¿No?.

 

7. The Admiral: Roaring Currents (2014)

Todos conocen la hazaña de los 300 espartanos, pero nadie conoce la versión coreana en la batalla naval en la que el Almirante Yi Sun Sin hizo frente a 330 barcos japoneses con tan solo 12 barcos y su conocimiento del mar durante la invasión japonesa del siglo XVI. Uno de esos mitos de la historia de Corea que se cuentan con orgullo y que todos los coreanos conocemos desde pequeños.

 

8. Ode To My Father (2014)

Se podría decir que es una versión seria y más dramática de Forrest Gump por los méritos, los famosos que conoce durante su periplo (el fundador de Hyundai) y sobre todo por la humilad del protagonista estando presente en varios acontecimientos importantes de la historia de Corea. Una de esas pelis que te dan sentimiento y te roban una lágrima aunque no conozcas la historia de la guerra de Corea ni el trauma que supuso en las vidas de millones de coreanos que perdieron a sus familiares durante el armisticio del 53. El mercado de la peli existe y la tienda es lugar de culto para la gente que visita Busan. La prota es Yun-jin Kim (Lost).

 

9. The Royal Tailor (2014)

Otro guiño a la cultura coreana, esta vez canalizada a través del diseño textil. Viendo esta película uno se puede hacer una idea de la diferencia con China y Japón en lo que a vestimenta tradicional se refiere. El sastre del rey, anclado a la vieja escuela, enfrentado a un joven talentoso que rompe con las reglas de siempre en un duelo de egos. Una temática que se repetirá siempre en la historia de cualquier sector del diseño y la creatividad.

 

10. The Tiger: An Old Hunter’s Tale / Daeho (2015)

Min-Sik Choi, mi actor coreano favorito, mitificado por su papelón en Oldboy, en una película que me gustó mucho. Papelazo, buena temática y mejor fotografía. Es la historia de un cazador retirado y de un tigre. La película es a su vez, un homenaje al tigre, el animal que simboliza a Corea en otro largometraje ubicado en la época de la invasión japonesa, tema también muy frecuente en el cine coreano. No vendas la piel del tigre antes de haberlo cazado.

 

11. C’est si bon (2015)

C’est si bon es una introducción a la música folk coreana de los 70 a través de Twin Folio, un grupo formado por tres veinteañeros. La historia cuenta cómo van alcanzando el éxito y describe los altibajos habituales de un grupo de música cuando hay mucho ego de por medio. Un interesante guiño musical a una parte de la historia de la música coreana que describe una época más dura y que no tiene nada que ver con el popular KPop que ahora arrasa por el mundo entero.

 

12. Seoul Station (2016)

No quise dejar fuera al cine de animación y por ello hago una breve mención a Seoul Station que, hablando antes de Train to Busan, es una obra de Sang-ho Yeon, el mismo director que, con esta animación, hizo esta precuela de la exitosa película de zombis con la que saltó posteriormente a la gran pantalla con actores de carne y hueso.

 

Sara Inne” (Choi Min-Sik. Nameless gangster)

 

 

Facebook
Instagram
LinkedIn
RSS